Un cuento

 

 

images
Un día, estaba Diógenes comiendo un plato de lentejas sentado en el umbral de una casa cualquiera.
No había ninguna comida en toda Atenas más barata que el guiso de lentejas.
Dicho de otra manera, comer guiso de lentejas era definirse en el estado de mayor precariedad.
Pasó un ministro del emperador y le dijo:
– “¡Ay, Diógenes, si aprendieras a ser más sumiso y a adular un poco al emperador, no tendrías que comer tantas lentejas!.”
 Diógenes dejó de comer, levantó la vista y mirando al acaudalado interlocutor profundamente, le dijo:
– “¡Ay de ti, hermano. Si aprendieras a comer un poco de lentejas, no tendrías que ser sumiso y adular tanto al emperador!.”

 

About niemenca

Mi nombre es Carolina, soy naturopata, especialista en Nutrición Ortomolecular
This entry was posted in Frase de la semana. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s