Calcio y Magnesio

imageEl Calcio es un mineral que tiene muchas propiedades pero es muy conocido por nutrir los huesos, prevenir la osteoporosis y como relajante muscular.
El calcio es el mineral que más abunda en el cuerpo humano y se necesita en cantidades importantes. Desempeña múltiples funciones fisiológicas. La función más importante del calcio es la construcción de los huesos. Junto con el fósforo y el magnesio, los huesos crecen, se mantienen y son fuertes. Los huesos están compuestos principalmente de calcio y fósforo.
El calcio nos protege de la osteoporosis (formación anormal dentro del hueso) y es útil en su tratamiento. Ayuda a la salud dental, forma el esmalte, conserva a los dientes y previene las caries. Es también un tranquilizante natural que sirve para inducir el sueño.
Ayuda a disminuir la tensión arterial y el colesterol previniendo las enfermedades cardiovasculares. El calcio es necesario para la formación de coágulos sanguíneos, previene el cáncer de colon y mantiene la piel en buen estado y salud.
Cabe mencionar que el calcio debe llegar al intestino como nutriente hidrosoluble o no será absorbido.

En un estudio realizado por el Colegio Médico de Nueva York se descubrió que el aporte suplementario de calcio disminuía el síndrome premenstrual. Transcurridos tres meses, un 72% de las mujeres que habían tomado calcio manifestaron su mejoría presentando menos molestias, disminución en la retención de líquidos y cambios de humor, frente al 15% de mujeres a las que se les administró placebo.

PRINCIPALES FUNCIONES

• Participa en la estructura, desarrollo y constitución de los huesos y dientes.
• Actúa junto al magnesio como regulador del ritmo cardíaco.
• Es indispensable en compañía de la vitamina K para la coagulación sanguínea.
• Interviene en la transmisión del influjo nervioso.
• Interviene en el tránsito de nutrientes que se lleva a cabo en la membrana celular.
• Reduce los niveles de histamina.
• Alivia el insomnio.
• Colabora en la conversión del hierro.
• Favorece la absorción de la vitamina B-12.
• Previene, junto a otros minerales, el depósito de metales pesados en el organismo.
• Interviene en el control del nivel de colesterol en sangre.
ALTERACIONES QUE OCASIONA SU DEFICIENCIA
• Raquitismo.
• Osteoporosis.
• Calambres musculares.
• Alteraciones cardíacas.
• Hemorragias.
• Osteomalacia.

El Magnesio es un mineral que tiene muchas propiedades pero es muy conocido por ayudar a la absorción del calcio y ser un potente relajante muscular.

El magnesio es un tranquilizante natural que mantiene el equilibrio energético en las neuronas y actúa sobre la transmisión nerviosa, manteniendo al sistema nervioso en perfecta salud. Ampliamente recomendado para los tratamientos antiestrés y antidepresión. El magnesio ayuda a fijar el calcio y el fósforo en los huesos y dientes. Previene los cálculos renales ya que moviliza al calcio. El magnesio actúa como un laxante suave y antiácido. Previene los partos prematuros manteniendo al útero relajado.

Interviene en el equilibrio hormonal, disminuyendo los dolores premenstruales. El magnesio actúa sobre el sistema neurológico favoreciendo el sueño y la relajación. Actúa controlando la flora intestinal y nos protege de las enfermedades cardiovasculares. Y es favorable para quien padezca de hipertensión.

PRINCIPALES FUNCIONES

• Mantiene normalizadas las tasas de colesterol.
• Es regulador del ritmo cardíaco.
• Esencial para el buen funcionamiento del sistema nervioso y músculos puesto que participa en la transmisión de los impulsos nerviosos y es activador de las contracciones musculares.
• Regula los niveles de azúcar en sangre.
• Favorece la absorción y metabolismo de otros minerales como el calcio, el fósforo, el sodio y el potasio.
• Ayuda a regular la temperatura corporal.
• Es coadyuvante en el metabolismo de las proteínas, por lo que participa en la reparación y mantenimiento de las células y tejidos.
• Es conocido como el mineral antiestrés.

ALTERACIONES QUE OCASIONA SU DEFICIENCIA

• Dificultad de coordinación muscular así como calambres, espasmos y temblores.
• Astenia (sensación generalizada de debilidad física y psíquica, con principal incidencia entre las personas de 20 a 50 años, y mayor preponderancia en las mujeres que en los hombres) y pérdida de apetito.
• Confusión, desorientación, deterioro de la capacidad intelectiva, alteraciones de la conducta, tendencias suicidas y esquizofrenia.
• Convulsiones y epilepsia.
• Tics nerviosos.
• Estreñimiento.
• Mayor probabilidad de formar depósitos de calcio en los riñones, vasos sanguíneos y corazón.
• Mayor riesgo de padecer accidentes cardiovasculares

About niemenca

Mi nombre es Carolina, soy naturopata, especialista en Nutrición Ortomolecular
This entry was posted in Tratamiento Natural. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s